P. Recuérdenos lo más destacado de su plamarés deportivo.
-He sido campeón Balear Juvenil (1983), 15 veces campeón de Menorca Absoluto, 8 veces campeón Balear Absoluto, 3º individual universitario de España y cinco veces campeón España universitario por equipos con la UNED y en el Open de Praga empaté en el tercer puesto. Campeón balear por equipos en el 89 con ES Castell.
P. ¿Y con qué trofeo o qué momento se quedaría si tuviera que escoger uno?
-Es difícil elegir uno, cada torneo corresponde a una etapa diferente de mi vida, pero los mejores momentos fueron los universitarios porque fueron torneos compartidos con unos grandes compañeros y amigos y un gran entrenador como Boris Zlotnik.
P. ¿Qué es lo que le sigue atrayendo del ajedrez?
-Desde el punto de vista deportivo me gusta la competición y todavía la disfruto, desde un  punto de vista más artístico, siempre se disfruta con la belleza de las combinaciones y la creatividad que conlleva una partida.
P. Además del ajedrez, ha desarrollado otras actividades deportivas, como el running o algún arte marcial, ¿no es así?
-Efectivamente, soy cinturón negro 2º dan de Karate, fui campeón de Menorca en el 94, también me gusta correr, he finalizado una maratón y una veintena de medias maratones, también me aficioné al triatlón y habré hecho una docena entre ellas dos medios Ironman. También disfruto con la montaña, en los Pirineos, Atlas, Himalaya entre otros destinos. Hace poco me divertí haciendo la trifecta de las Spartan que son unas carreras divertidas con obstaculos.
P. ¿Es usted uno de los precursores del “turismo de ajedrez”?
-Ja, Ja, Ja, Bueno, siempre me ha gustado viajar y el ajedrez, así que hacer ambas cosas a la vez es más divertido, con la UNED en los torneos intercentros siempre teníamos alguna visita cultural, y me  aficioné a jugar en el extranjero por culpa de un periodista con el que empecé a recorrer Europa jugando torneos.

P. ¿Qué hito le gustaría alcanzar, con a sus 51 años, en este deporte?
-Más que un hito, lucho por seguir siendo competitivo a un cierto nivel, me gustaría alcanzar los 2400 pero lo veo difícil. Mientras lo de turismo y ajedrez ya me va bien.