La AEB sigue un año más en su empeño de que la gente no solo disfrute del ajedrez sino que los que participan de esta actividad y sus familias tengan experiencias enriquecedoras como puede ser combinar ajedrez y turismo, si el año anterior visitamos varias ciudades de Polonia, en esta ocasión decidimos centrarnos en la Península Ibérica y más concretamente en Jumilla, en tierras Murcianas y de buen vino, uno de los factores fundamentales por los que nos decidimos a emprender estas bonitas aventuras es la certeza de que las personas que nos recibiran harán todo lo posible para que estemos a gusto en su tierra y eso es factor muy determinante, si en Polonia fue nuestro amigo Robert, en Jumilla ha sido nuestro otro amigo José Joaquín, nos sentimos orgullosos de hermanarnos con ciudades de otras regiones y paises, Zbaszyn en Polonia y Jumilla en Murcia ya estan en nuestro corazones para siempre.